los rayos gamma

Se producen en los procesos nucleares, por ejemplo, cuando se desintegran las sustancias radioactivas. Es también un componente de la radiación cósmica y tienen especial interés en astrofísica.

La enorme energía de los fotones gamma los hace especialmente útiles para destruir células cancerosas. Pero son también peligrosos para los tejidos sanos por lo que la manipulación de rayos gamma requiere de un buen blindaje de protección.

En los últimos cuarenta años la visión que teníamos del universo ha venido sufriendo cambios sustanciales como consecuencia del uso de nuevas tecnologías observacionales, las cuales nos han permitido detectar fenómenos que antes nos eran desconocidos.

Lo que nos parecía algo tranquilo, sólo sometido a cambios lentos o incluso inmutables, las nuevas técnicas nos ha sorprendido al mostrarnos una serie de eventos cósmicos nuevos y, en algunos casos, extremadamente violentos.

Muchos de esos cambios paradigmáticos que hemos tenido que asumir del universo tienen que ver con la participación de «extremas energías» que se han visto operando en él, al poderse observar hoy día, con instrumental de tecnología de punta, objetos astronómicos en otras longitudes de onda antes inaccesibles.

Cuando se iniciaron las observaciones en ondas de radio ya ellas nos otorgaron la confirmación del fenómeno de cómo se generó el universo, o sea, de la Gran Explosión o Big Bang.

Ahora, con los detectores con que se cuenta hoy de rayos X, gamma o gamma de altísima energía VHE, hemos podido detectar que hay una innumerable cantidad de objetos en nuestro entorno cósmico que sufren procesos extremadamente violentos, los cuales podrían producir fuertes estallidos de rayos gamma (g).

Los rayos gamma son un tipo de radiación electromagnética cuya altísima energía que comporta sus fotones viaja y se esparce. Los materiales radiactivos (algunos naturales y otros hechos por el hombre en plantas nucleares) son fuentes de emisión de rayos gamma.

Los grandes aceleradores de partículas que los científicos usan para estudiar la composición de la materia pueden, a veces, generar rayos gamma. Pero el mayor productor de rayos gamma con una multiplicidad de posibles maneras para generarlos es el universo.

En cierto sentido, las radiaciones gamma son el humo que señala los fuegos cósmicos subyacentes.

La mayoría de los rayos gamma caen en el extremo inferior de su gama y son emitidos como elementos de desintegración radiactiva o cuando los electrones interactúan con otra materia.

Pero una fracción pertenece al extremo alto del espectro: cuanto más alta la energía, más raro el fotón.

La mayor parte de estos fotones parecen ser el producto secundario de colisiones entre rayos cósmicos y otras partículas. Puesto que las diversas partículas cósmicas ceden rayos gamma de energías variables, los astrónomos pueden, examinando el espectro de los rayos gamma recibidos, inferir qué fenómeno los produjo. Por ejemplo, los electrones que chocan con los fotones de baja energía de la luz estelar o pasan a través de nubes de gas ceden fotones por debajo de los 50 MeV.

La radiación de alta energía de los rayos gamma nos proporciona importante y nuevos datos sobre las estrellas, los púlsares o los agujeros negros en los que tienen lugar los procesos energéticos que pueden emitirla.

Los rayos gamma proceden de núcleos atómicos o de la aniquilación positrón-electrón y son, por ello, independientes del estado químico de la materia.

Proporcionan otra serie más de "huellas dactilares" detalladas que pueden ayudarnos a identificar los complejos procesos físicos que rodean a esos objetos cósmicos compactos y exóticos.

La imagen de la izquierda corresponde a una toma realizada por el Telescopio Espacial Hubble, y representa a uno de los muchísimos fenómenos misteriosos que permanentemente, no sólo emplazan a los científicos, si no que a la humanidad toda. La imagen en sí, es el testimonio de una feroz explosión de rayos gamma captada por las cámaras del telescopio en febrero de 1997, y cuyas huellas han podido seguir siendo rastreadas por un tiempo más prolongado (más de seis meses) que en otras ocasiones en las cuales se han logrado detectar fenómenos semejantes.

los rayos x

Si se aceleran electrones y luego, se hacen chocar con una placa metálica, la radiación de frenado produce rayos X.

Los rayos X se han utilizado en medicina desde el mismo momento en que los descubrió Röntgen debido a que los huesos absorben mucho más radiación que los tejidos blandos.

Debido a la gran energía de los fotones de los rayos X son muy peligrosos para los organismos vivos.

Hace algo más de un siglo, en 1895, Wilhelm Konrad Röntgen, científico alemán de la Universidad de Würzburg (Alemania), descubrió una radiación (entonces desconocida y de ahí su nombre de rayos X) que tenía la propiedad de penetrar los cuerpos opacos.

En esta fotografía aparece Wilhelm Konrad Röntgen, alrededor de 1895 y la radiografía de la mano de su esposa mostrando el anillo de boda.

Los rayos X son invisibles a nuestros ojos, pero producen imágenes visibles cuando usamos placas fotográficas o detectores especiales para ello.

De casi todos son conocidas las aplicaciones de los rayos X en el campo de la Medicina para realizar radiografías, angiografías (estudio de los vasos sanguíneos) o las llamadas tomografías computarizadas.

El uso de los rayos X se extendió también a la detección de fallos en metales o análisis de pinturas. Pero, además, su descubrimiento revolucionó, a lo largo de los años, los campos de la Física, la Química y la Biología.

Los rayos X son radiaciones electromagnéticas, como lo es la luz visible, o las radiaciones ultravioleta e infrarroja, y lo único que los distingue de las demás radiaciones electromagnéticas es su llamada longitud de onda, que es del orden de 10-10 m (equivalente a la unidad de longitud que conocemos como Angstrom).


la radiación ultravioleta

Los átomos y moléculas sometidos a descargas eléctricas producen este tipo de radiación.
No debemos de olvidar que la radiación ultravioleta es la componente principal de la radiación solar.

La energía de los fotones de la radiación ultravioleta es del orden de la energía de activación de muchas reacciones químicas lo que explica muchos de sus efectos.

El oxígeno se disocia en la ozonosfera por la acción de la radiación ultravioleta.
Una molécula de oxígeno absorbe radiación de longitudes de onda en el intervalo entre 1600 Å y 2400 Å (o fotones de energía comprendida entre 7.8 eV y 5.2 eV) y se disocia en dos átomos de oxígeno. O2+fotón→O+O

El oxígeno atómico producido se combina con el oxígeno molecular para formar ozono, O3, que a su vez se disocia fotoquímicamente por absorción de la radiación ultravioleta de longitud de onda comprendida entre 2400 Å y 3600 Å (o fotones de energía entre 5.2 eV y 3.4 eV). O3+fotón→O+O2

Estas dos reacciones absorben prácticamente toda radiación ultravioleta que viene del Sol por lo que solamente llega una pequeña fracción a la superficie de la Tierra.
Si desapareciese de la capa de ozono, la radiación ultravioleta destruiría muchos organismos a causa de las reacciones fotoquímicas.

La radiación ultravioleta y rayos X producidos por el Sol interactúa con los átomos y moléculas presentes en la alta atmósfera produciendo gran cantidad de iones y electrones libres (alrededor de 1011 por m3).
La región de la atmósfera situada a unos 80 km de altura se denomina por este motivo ionosfera.
Algunas de las reacciones que ocurren más frecuentemente son:
NO+fotón→NO++e (5.3 eV)
N2+fotón→N2++e (7.4 eV)
O2+fotón→O2++e (5.1 eV)
He+fotón→He++e (24.6 eV)

Entre paréntesis se indica la energía de ionización.

Como resultado de esta ionización tienen lugar muchas reacciones secundarias.

Como consecuencia de la disminución del ozono en la estratosfera, se está produciendo un incremento progresivo de la radiación ultravioleta (UV) que alcanza la superficie terrestre.

Por lo tanto hoy más que nunca es importante la moderación en la exposición a los rayos solares, para evitar que esta práctica constituya un riesgo para la salud.

En función de los efectos que produce sobre los seres vivos se distinguen tres zonas en el espectro de la radiación UV:

· Ultravioleta C (UVC): esta radiación, altamente dañina para los seres vivos y en presencia de la cual no sería posible la vida en la Tierra tal y como la conocemos actualmente, es totalmente absorbida por el ozono, de modo que en ningún caso alcanza la superficie terrestre.

· Ultravioleta B (UVB): parte de esta radiación es absorbida por el ozono, pero un porcentaje no despreciable (10% aproximadamente) alcanza la superficie terrestre y afecta a los seres vivos, su efecto sobre las personas no solamente produce bronceado sino que además puede producir quemaduras envejecimiento de la piel, cáncer de piel, conjuntivitis, etc.

· Ultravioleta A (UVA): los efectos de este tipo de radiación sobre las personas son similares a los de los UVB, pero mediante dosis unas 1000 veces superiores, por lo que proporcionalmente resulta menos perjudicial, aunque la intensidad que alcanza la superficie terrestre es muy superior a la UVB, por lo que no hay que infravalorarla.

El papel que puede desempeñar la física en el estudio de la radiación UV, es la determinación de los valores de irradiancia solar ultravioleta a nivel del suelo, dicho estudio se puede llevar a cabo de dos maneras, mediante medidas experimentales o mediante métodos de estimación.
Las medidas experimentales se consiguen a través de instrumentos adecuados como los espectrorradiómetros, que proporcionan un análisis espectral completo ó los piranómetros, que mediante el uso de filtros permiten un análisis espectral aproximado.
Los métodos de estimación consisten en hacer modelos teóricos para lugares y periodos de tiempo para los que no se dispone de datos experimentales.
El paso siguiente es introducir índices para la predicción de las dosis de radiación ultravioleta incidente a nivel del suelo.

Estos índices tienen la finalidad de facilitar a la opinión pública los niveles de radiación UV que llegan al suelo, de este modo si el índice toma un valor elevado, el riesgo de eritema aumenta y tendremos que evitar el exponernos al sol.

Parece pues de especial interés establecer estos índices, y más en un país como el nuestro donde existe un alto número de horas de sol disponibles anualmente y donde existe una industria como es la turística.

Un método para dar a conocer públicamente el valor del índice sería como información complementaria en los boletines meteorológicos que se emiten diariamente por los medios de comunicación.

la luz visible

Es una región muy estrecha pero la más importante, ya que nuestra retina es sensible a las radiaciones de estas frecuencias.

A su vez, se subdivide en seis intervalos que definen los colores básicos (rojo, naranja, amarillo, verde, azul y violeta).

El ojo humano evolucionó en respuesta a la luz emitida por el Sol. Es por esto que nuestros ojos son sensibles a los colores que abarcan del amarillo al verde.
La luz visible es una de las formas como se desplaza la energía. Las ondas de luz son el resultado de vibraciones de campos eléctricos y magnéticos, y es por esto que son una forma de radiación electromagnética (EM).

La luz visible es tan sólo uno de los muchos tipos de radiación EM, y ocupa un pequeño rango de la totalidad del espectro electromagnético .

Sin embargo, podemos percibir la luz directamente con nuestros ojos, y por la gran importancia que tiene para nosotros, elevamos la importancia de esta pequeña ventana en el espectro de rayos EM.

Las ondas de luz tienen longitudes de onda entre 400 y 700 nanómetros (4 000 y 7 000 Å). A medida que el arcoiris se llena de matices, nuestros ojos perciben diferentes longitudes de ondas de luz. La luz roja tiene longitudes de onda relativamente largas, aproximadamente 700 nm (10-9 metros) de largo. La luz azul y la luz morada tienen ondas cortas, aproximadamente 400 nm.

Las ondas más cortas vibran a mayores frecuencias, y tienen energías más elevadas. Las luz roja tiene una frecuencia aproximada de 430 terahertz, mientras que la frecuencia de la luz azul es de aproximadamente 750 terahertz.

Los fotones rojos tienen aproximadamente 1.8 electrón-Volt(eV) de energía, mientras que cada fotón azul transmite aproximadamente 3.1 eV.

la radiación infrarroja

Se subdivide en tres regiones, infrarrojo lejano, medio y cercano.

Los cuerpos calientes producen radiación infrarroja y tienen muchas aplicaciones en la industria, medicina, astronomía, etc.

La "luz" infrarroja tiene una longitud de onda más larga que la luz visible .

La luz roja tiene una longitud de onda más larga que la de los demás colores de la luz; la luz infrarroja tiene una longitud de onda aún mayor que la roja, de manera que la luz infrarroja es una especie de luz "más roja que roja" o luz "más allá del color rojo".

La radiación infrarroja no se puede ver pero algunas veces la podemos sentir en forma de calor.

Este es el termograma de una casa, una vista IR de la casa.

Muestra las variaciones de la cantidad de calor que escapa de una casa.

Las mayores pérdidas aparecen en rojo. El azul indica áreas donde se irradia muy poco o ningún calor del edificio.

La radiación infrarroja se encuentra entre la luz visible y las ondas de radio del espectro electromagnético .

La radiación infrarroja (IR) tiene longitudes de ondas entre 1 milímetro y 750 nanometros. La longitud de onda de la luz roja tiene 700 nanómetros (o 7 000 Å). La radiación infrarroja oscila con frecuencias entre 300 gigahertz (GHz ó 109 hertz) y 400 terahertz (THz ó 1012 hertz).

El espectro infrarrojo se puede subdividir en infrarrojo lejano (1 mm a 10 µm longitud de onda), infrarrojo medio (10 a 2.5 µm longitud de onda), y casi infrarrojo (2 500 a 750 nm longitud de onda).

La porción del IR lejano que incluye la longitudes de onda entre 100 y 1 000 µm, es algunas veces conocida como infrarrojo extremo. Las fronteras no siempre son obvias, y las diferencias entre la IR extrema y las frecuencias de radio de microondas son poco obvias.







Podemos sentir el calor de la radiación infrarroja. El calor que sienten nuestras manos cuando las colocamos cerca de la hornilla de una cocina, una vez que se ha apagado la hornilla (y ya no está al rojo vivo) y que aún no está completamente fría es, radiación infrarroja.

La radiación infrarroja es ubicua en todas las actividades de nuestra vida moderna, aunque raramente les prestamos atención.

Por ejemplo, uno de los grandes inventos de la civilización moderna, el control remoto de electrodomésticos como la televisión y los equipos de audio, se basa en la emisión y recepción de rayos infrarrojos.

También son los rayos infrarrojos los que permiten a un ratón inalámbrico mantener el contacto con un ordenador personal, o bien abrir automáticamente las puertas en edificios.

Con sensores infrarrojos los ejércitos pueden conocer los movimientos y la ubicación de sus adversarios. Y, por supuesto, es la radiación infrarroja la que controla el efecto invernadero, que ocasiona el calentamiento global.

Todos los objetos que nos rodean emiten radiación electromagnética. Las estrellas lo hacen en la parte visible del espectro, mientras que los cuerpos mas frios lo hacen en el infrarrojo.

Todo cuerpo emite radiación infrarroja, y cuanto mas caliente esta el cuerpo, mas radiación emite de una manera máxima a una determinada longitud de onda.

El cuerpo humano, por ejemplo, a una temperatura corporal de 36-37 grados centígrados, emite mas fuertemente a una emisión de 10 micrones (una millonésima de metro), o aproximadamente 50 Watts, en las ondas largas del infrarrojo, aunque nuestros ojos solo nos dejan ver la luz que reflejamos.

Al ser un mamífero, la temperatura corporal tiene que autorregularse entre unos limites muy estrechos, y por lo tanto se puede diferenciar claramente del medio ambiente.


Aunque la evolución nos haya hecho eficientes para detectar lo que llamamos la radiación visible, eso no significa que no podamos percibir la radiación infrarroja
Se encuentra en el calor que recibimos del sol, en el que percibimos en la piel de una hornalla en la cocina, o en el calor que detectamos del fuego sin siquiera tocarlo.

Los humanos sienten la radiación infrarroja por el calor de la piel, ya que los nervios que terminan en nuestra piel son sensibles para diferenciar la temperatura entre el interior del cuerpo y su superficie.

Los rayos infrarrojos emitidos por el Sol producen transiciones en las moléculas que forman la estructura de la piel.
Aunque las moléculas están continuamente vibrando, si la energía que llevan los rayos infrarrojos tiene el valor adecuado, las moléculas pasan a un estado vibracional superior. Es ese cambio lo que sentimos como calor.

Imaginemos que pudiéramos ver en el infrarrojo. Podríamos sentir por el calor de nuestros amigos, o ver si se encuentran o no en una habitación al poder distinguir si mesas o sillas están más calientes. Cuando dormimos las manos y los pies están mas calientes que el resto de nuestro cuerpo.

En la naturaleza existen animales que pueden ver la radiación infrarroja.

Por ejemplo, cierto tipo de serpientes como las serpientes de cascabel tienen elementos sensoriales que son usados para realizar imágenes de luz infrarroja.
Por lo tanto la serpiente puede detectar animales de sangre caliente realizando imágenes en el infrarrojo.

En el caso de serpientes que tienen dos de estos elementos, los científicos piensan que tienen alguna percepción de profundidad en el infrarrojo. Aunque este oscuro estos animales pueden ver a sus presas debido al calor que emiten.

Las llamadas serpientes de pozo (pit vipers) tienen pequeños sensores al costado de su cabeza que son usadas para detectar la radiación infrarroja.

Cuando mueven su cabeza de lado a lado encuentran la dirección del animal al que acechan determinando de que punto viene la radiación mas intensa.

Para poder emitir radiación infrarroja hay que tener una temperatura, estar por encima del llamado cero absoluto, que esta a 273.15 grados por debajo del cero Celsius. La temperatura se mide en unidades de grados Kelvin, definida formalmente como la fracción de 1/273.16 de la temperatura termodinámica del punto triple del agua. Un kelvin es un grado en la escala Celsiurs.

El cero absoluto se encuentra -273.16 grados centígrados. A esa temperatura el movimiento molecular cesa, y es la temperatura mas baja que puede existir en el universo. Los científicos cuentan la temperatura desde ese punto.

las microondas

Se usan en el radar y otros sistemas de comunicación, así como en el análisis de detalles muy finos de la estructura atómica y molecular. Se generan mediante dispositivos electrónicos.Son ondas de radio de alta frecuencia y por consiguiente de longitud de onda muy corta, de ahí su nombre.

Tienen la propiedad de excitar la molécula de agua, por consiguiente se utilizan en los hornos de microondas para calentar alimentos que contengan este líquido.

Las microondas están situadas entre los rayos infrarrojos (cuya frecuencia es mayor) y las ondas de radio convencionales. Su longitud de onda va aproximadamente desde 1 mm hasta 30 cm. Las microondas se generan con tubos de electrones especiales como el klistrón o el magnetrón, que incorporan resonadores para controlar la frecuencia, o con osciladores o dispositivos de estado sólido especiales.

Las microondas tienen muchas aplicaciones: radio y televisión, radares, meteorología, comunicaciones vía satélite, medición de distancias, investigación de las propiedades de la materia o cocinado de alimentos.
Las microondas pueden detectarse con un instrumento formado por un rectificador de diodos de silicio conectado a un amplificador y a un dispositivo de registro o una pantalla.

La Radiación de Fondo de Microondas es una radiación de baja temperatura que llega a la superficie de la Tierra desde el espacio. Recibe este nombre porque constituye un fondo de radiación de todas las direcciones del espacio, incluso de aquéllas en las que no hay ningún objeto. Arno Penzias y Robert W. Wilson fueron los primeros en detectarla y darla a conocer en 1965. De acuerdo con la teoría de gran aceptación, esta radiación es lo que queda de las elevadísimas temperaturas propias de los primeros momentos del Big Bang.

En 1945 Percy Spencer, un científico americano, descubrió las posibilidades culinarias de las microondas al preparar con éxito palomitas de maíz.

Las microondas son como estamos analizando en este estudio, ondas electromagnéticas de la misma naturaleza que las ondas de radio, luz visible o rayos X. Lo que diferencia a cada una de las ondas del espectro electromagnético es su frecuencia (o de forma equivalente su longitud de onda).

Así por ejemplo:
Las Ondas de radio FM comercial oscilan entre 88 MHz y 108MHz
Las Ondas de luz visible están rondando entre 750 THz (violeta) a 428 THz (rojo)
Las Microondas tienen: de 100 MHz a 100 GHz
Las microondas utilizadas en muchos de los hornos tienen una frecuencia de 2,45 GHz.
Las comunicaciones y el radar son otras dos aplicaciones de las microondas.

Las microondas, en un electrodoméstico “microondas” el proceso que se genera y que permite calentar a los alimentos, tiene la explicación siguiente:

Los alimentos en general contienen agua en una proporción elevada. El agua está formada por moléculas polares. Esto quiere decir que podemos considerar la molécula de agua como una estructura con dos polos en los extremos, uno positivo y el otro negativo.

Las microondas son capaces de tirar de los polos de las moléculas polares forzándolas a moverse. El sentido en que las microondas tiran de las moléculas cambia 2450000000 veces por segundo. Esta interacción entre microondas y moléculas polares provocan el giro de éstas.
Las microondas hacen rotar más o menos eficientemente al resto de moléculas polares que hay en los alimentos además del agua. Las microondas sin embargo no tienen ningún efecto sobre las moléculas apolares (sin polos), por ejemplo los plásticos. Tampoco ejercen efecto sobre sustancias polares en las que las partículas que las forman no tienen movilidad. En este grupo estaría el agua sólida, la sal común, la porcelana o el vidrio,

Una vez que las moléculas de agua presentes en los alimentos comienzan a girar, pueden transferir parte de esta energía mediante choques con las moléculas contiguas. Este mecanismo hará que por conducción todo el alimento acabe calentándose.

Una red de área local por radio frecuencia o WLAN (Wireless LAN) puede definirse como una red local que utiliza tecnología de radiofrecuencia para enlazar los equipos conectados a la red, en lugar de los cables coaxiales o de fibra óptica que se utilizan en las LAN convencionales cableadas, o se puede definir de la siguiente manera: cuando los medios de unión entre sus terminales no son los cables antes mencionados, sino un medio inalámbrico, como por ejemplo la radio, los infrarrojos o el láser.

La tecnología basada en microondas se puede considerar como la más madura, dado que es donde se han conseguido los resultados más claros. La basada en infrarrojos, por el contrario, se encuentra de momento menos desarrollada, las distancias que se cubren son sensiblemente más cortas y existen aún una importante serie de problemas técnicos por resolver. Pese a ello, presenta la ventaja frente a las microondas de que no existe el problema de la saturación del espectro de frecuencias, lo que la hace tremendamente atractiva ya que se basa en un "espacio libre" de actuación.

las ondas de multifrecuencia

Sus frecuencias van de 0 a 109 Hz, se usan en los sistemas de radio y televisión y se generan mediante circuitos oscilantes.

Las ondas de radiofrecuencia y las microondas son especialmente útiles por que en esta pequeña región del espectro las señales producidas pueden penetrar las nubes, la niebla y las paredes.

Estas son las frecuencias que se usan para las comunicaciones vía satélite y entre teléfonos móviles.

Organizaciones internacionales y los gobiernos elaboran normas para decidir que intervalos de frecuencias se usan para distintas actividades: entretenimiento, servicios públicos, defensa, etc.

En la figura siguiente, se representa la región de radiofrecuencia en dos escalas: logarítmica y lineal.

La región denominada AM comprende el intervalo de 530 kHz a 1600 kHz, y la región denominada FM de 88 MHz a 108 MHz.

La región FM permite a las emisoras proporcionar una excelente calidad de sonido debido a la naturaleza de la modulación en frecuencia.


Existen muchísimas aplicaciones con este tipo de ondas de microfrecuencia, de hecho en Internet son casi incontables los tratamientos y equipos que utilizan la microfrecuencia, destacando equipos y componentes electrónicos para oficinas, gestión, domótica, medicina, etc..

Por tanto, como ejemplo haremos referencia a algunos de ellos en este trabajo de investigación sobre el espectro electromagnético:

En los últimos meses hemos asistido al interés creciente y al consiguiente estudio de un tema que ocupa sobre todo a médicos y pacientes como es la radiofrecuencia aplicada a la celulitis y a la flacidez corporal.
La radiofrecuencia son radiaciones electromagnéticas que oscilan simultáneamente en el campo eléctrico y magnético. Aunque es un sistema de uso terapéutico conocido en cirugía desde hace años -electro bisturí, coagulación, diatermia, etc…-, recientes investigaciones han conseguido desplazar su uso al campo de la estética al crear una tecnología capaz de entregar la energía de la radiofrecuencia selectivamente en la dermis profunda y en las capas subdermicas mientras se protege la epidermis y así poder luchar contra la flacidez y la celulitis.

La radiofrecuencia genera un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, lo que causa un movimiento rotacional de las moléculas que genera calor. Los dos tipos de radiofrecuencia utilizados son la Bipolar, que provoca un calentamiento superficial de la piel, y la Unipolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda de la dermis actuando sobre el tejido adiposo.

Dado que el aparato de radiofrecuencia tiene cabezales tanto Unipolar Radiante como Bipolar, podemos entregar la energía a distintas profundidades, y así tratar distintos tipos de celulitis, y también la laxitud facial y de otras áreas.

A nivel informático son muchísimas sus aplicaciones en dispositivos para tratamientos de identificación, tales como:
Equipos de lectura y decodificación
Lectores manuales
Lectores fijos
Bolígrafos ópticos
Terminales de captura de datos
Terminales fijos
Terminales portátiles
Terminales embarcables
Terminales tipo PDA
Terminales Punto de Venta
Equipos de transmisión
Sistemas de identificación automática
Tags o transpondedores
Lectores / escritores
Diseño e implantación de sistemas (Integradores)
Módulo receptor radio frecuencia, usado muchísimo para manejar a distancia elementos electrónicos instalados en el hogar ( domótica ) …
Google